Experiencias inéditas en educación especial, el síndrome de Asperger

En una investigación sin precedentes la comunidad educativa de la Escuela General Pizarro encaró un desafío que ahora tiene sus frutos en el desarrollo de un pequeño con síndrome de Asperger.
El niño se llama Nahuel y desde muy pequeño padece esta patología que sus padres desconocián y que gracias a la labor incasable de su mamá, Mariela, pudieron detectar de qué se trataba. El síndrome es definido como  un trastorno mental y del comportamiento que forma parte del espectro de trastornos autísticos. Se encuadra dentro de los trastornos generalizados del desarrollo (CIE-10;Capítulo V; F84). El sujeto afectado muestra principalmente severas dificultades en la interacción social y en la comunicación, así como de áreas actividades e intereses son muy restringidas y estereotipadas. Se diferencia del trastorno autista en que en el trastorno de Asperger no se observa retraso en el desarrollo del lenguaje, no existiendo una perturbación clínicamente significativa en su adquisición. No hay retardo, por ejemplo en la edad de aparición de las primeras palabras y frases, aunque pueden existir particularidades cualitativas (por ejemplo gramaticales) que llamen la atención (1).
Sobre la investigación (2) dialogamos con la vicedirectora de la escuela, la docente Norma Beatríz Cardozo quien nos relató como vivieron la situación generada por Nahuel cuando ingreso al establecimiento y cómo los docentes no están preparados para recibir a un chico con características especiales. A pesar de estos obstáculos la comunidad enfrentó el desafío e investigaron hasta el cansancio y luego de mucho tiempo el sacrificio dio sus frutos y Nahuel logró relacionarse con sus compañeros y a tener una comunicación con sus docentes.

Características
Según la definición plasmada en las conclusiones del II Congreso Internacional sobre el síndrome de Asperger, realizado en Sevilla en 2009, se trata de una discapacidad social de aparición temprana, que conlleva una alteración en el procesamiento de la información.
La persona que lo presenta tiene inteligencia normal o incluso superior a la media, presenta un estilo cognitivo particular y frecuentemente, habilidades especiales en áreas restringidas.
En particular se encuentra perturbada la capacidad para reconocer intuitivamente las señales no verbales o paralingüísticas emitidas por otras personas y también para realizar lo equivalente enviando las propias. Es por eso por lo que el contacto y el comportamiento comunicacional de los que padecen el síndrome de Asperger parece tan "extraño", torpe o como una variante leve del autismo infantil temprano (Síndome de Kanner). Sin embargo, debido a que su inteligencia en la mayoría de los casos es normal, el entorno no los percibe como autistas sino como personas con un comportamiento «raro» o «sorprendente». Ocasionalmente, el síndrome de Asperger se da en concomitancia con inteligencia superior a la normal o con talento superior en un área específica («savantismo»). El síndrome, que se considera cóngenito y no curable, puede ser detectado a partir del cuarto año de vida. 




Fuentes:
(2) Investigación realizada por la docente Norma Beatríz Cardozo, CLIC AQUÍ
Share on Google Plus

About radio noticias

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus comentarios. Si tu mensaje lo amerita nos pondremos en contacto contigo, por lo que te rogamos nos dejes alguna forma para hacerlo.
Muchas Gracias

La Dirección