alert("Mail: fmradionoticias@gmail.com | Whatsapp y SMS al 3878506500"); Historia de Orán: La Virgen de Caacupé de la familia Ferreyra | Radio Noticias

Inicio , � Historia de Orán: La Virgen de Caacupé de la familia Ferreyra

Historia de Orán: La Virgen de Caacupé de la familia Ferreyra

   Don Robustiano Ferreyra de 73 años, nacido el 24 de mayo de 1941 en la isla Caballero, Isla Segura en la República del Paraguay, llego a Orán en 1947 junto a sus padres Don José Gregorio Ferreyra y Doña Carolina Campuzano. Recuerda que su madre era Católica de cuna.”y que ya afincados en nuestra ciudad ella era de frecuentar permanentemente la Iglesia San Antonio, allí conoció al Padre Roque Chelli. Agrega que de su madre fue de la idea que se haga una réplica similar de la Virgen de Caacupé para tenerla en la capilla del barrio.
  
   Que a través del Padre Roque, quien fue el nexo de todo el trámite, se logró conseguir la imagen en Buenos Aires y trasladarla a Orán y dejarla en la capilla. Después fue trasladada a la Iglesia San Antonio y y mucho tiempo después fue devuelta a la capilla del barrio.
 Actualmente hicimos una capilla dentro de mi casa para tenerla aquí con nosotros, es la idea que nuestros hijos sigan la costumbre de cuidar a la virgen, aquí festejamos la fiesta en el día de la virgen, llegando gente de varios lugares, y la sacamos en procesión porque ella nos protege en el hogar y tenerla aquí con nosotros es una bendición en todo, en el trabajo, en la economía, en la salud, en la paz.
   Don José Ferreyra hace una breve historia de la Virgen de Caacupé contando la leyenda de esta forma: El santuario de la Virgen de Caacupé es una basílica católica de Paraguay que fue inaugurada el 8 de diciembre de 1765 y que se ha convertido en un lugar de
peregrinación de numerosos creyentes. En este pueblo (Caacupé), fundado hacia el 1600, vivía un escultor guaraní de nombre José. Había sido convertido al cristianismo por los misioneros jesuitas, era un indio guaraní, converso de la misión franciscana de Tobatí, en una ocasión, al volver de las selvas del Valle Ytú con un gran trozo de madera de muy buena calidad, dijo que se había encontrado involuntariamente ante indios de la tribu mbayá (tribu que había decidido pelear contra la colonización española y portuguesa), a los que consideraban muy peligrosos. Dijo haberle prometido a la Virgen María que si los mbayás no lo atrapaban, esculpiría una imagen de ella y lo veneraría. Entonces dijo que se le apareció la propia Virgen María en persona, que le gritó en guaraní: ¡Ka'aguý cupe-pe!, que significa ‘¡[vete] detrás de los arbustos de yerba mate!’ (planta muy usada como infusión en Paraguay, y que es uno de los principales productos que exporta el país). El indio corrió, y encontró un grueso tronco tras el cual se escondió. En ese momento prometió que con la madera del árbol protector tallaría la imagen de la Virgen, si es que llega a salir con vida del trance. Efectivamente los Mbayás siguieron de largo sin advertir su presencia, y el indio, agradecido, en cuanto pudo regresar, tomó del árbol la madera que necesitaba para esculpir la estatua de madera El tronco le alcanzó para esculpir dos estatuas; la mayor fue destinada a la Iglesia de Tobatí y la más pequeña la conservó el indio en su poder, para su devoción personal. 
   Y así terminamos el dialogo con Don Robustiano Ferreyra, quien es muy devoto de la virgen, la cual posee una corona de plata hecha por orfebres a solicitud de su querida madre quedando en acuerdo de volver para agregar mas cosas de esta historia y la de la Virgen de Caacupé.

Fuente: Facebook.com/historia de Orán
Autor: Juan Carlos Torres

Etiquetas: ,

0 comentarios to "Historia de Orán: La Virgen de Caacupé de la familia Ferreyra"

Tu Opinión Vale

Muchas gracias por tus comentarios. Si tu mensaje lo amerita nos pondremos en contacto contigo, por lo que te rogamos nos dejes alguna forma para hacerlo.
Muchas Gracias

La Dirección