alert("Mail: fmradionoticias@gmail.com | Whatsapp y SMS al 3878506500"); Del amor salvaje del Chaqueño Palavecino y el femicidio de las mujeres aborígenes | Radio Noticias

Inicio , � Del amor salvaje del Chaqueño Palavecino y el femicidio de las mujeres aborígenes

Del amor salvaje del Chaqueño Palavecino y el femicidio de las mujeres aborígenes

   El domingo se cumplió un nuevo año de la conquista española en nuestras tierras, pero por las pruebas actuales se puede afirmar que la conquista no ha terminado y que de a poco el exterminio de los pueblos originarios continua sin cesar.
   El asesinato de Evelia Murillo saco a la luz pública lo que sucede en el chaco salteño, de como el brazo conquistador del español exterminador continua intacto en los parajes perdidos de nuestra Salta, de como, ante los ojos distraídos de los gobernantes y de la justicia, la eliminación de los pueblos originarios aun no ha terminado, sigue intacto, quizás con un método más "refinado" pero igual de eficaz que las lanzas y la pólvora, la violación y el robo de tierras a sus dueños naturales.
  La violación sistemática de las mujeres aborígenes es una práctica que aun sigue vigente y la prueba irrefutable de que sigue sucediendo es la maestra Evelia Murillo, ella se interpuso entre el chaqueño y la mujer aborigen, ella evitó que el criollo sometiera a sus bajos instintos a esa mujer, porque a los ojos de ella la aborigen era una igual pero para los ojos del chaqueño ella no es una mujer sino un objeto, un animal y ese es el pensamiento de todo el pueblo, las mujeres aborígenes no son seres humanos, todos las consideran así, por eso ellas ni sus hijos, ni sus esposos, pueden sentarse a la mesa a comer, por eso ellas trabajan en "la casa del patrón" tan solo por un plato de comida o por un poco de hojas de coca, por eso ellas tienen hijos de ojos claros y cabellos rubios, hijos sin el apellido de sus violadores, porque serían una vergüenza reconocerlos.
   Esos hijos son fruto del estupro, del odio, del racismo, de la ignomia de quienes se creen una raza superior sobre a quiénes consideran inferior y así, los van exterminando, robándoles sus rasgos, su honor, sus derechos, robándoles su inocencia, quitándoles la vida.
  José Villa, es un joven de Hipólito Yrigoyen, que por unos años vivió en el chaco salteño, cerca del
Rancho El Ñato, de donde es el Chaqueño Palavecino y él relata como escucho de boca de este reconocido cantor popular y de otros como El Negro Palma, un tal Marciano, o hasta de boca del mismo padre de Jorge Rojas, don Lucio Rojas, quienes en ocasión de algún asado invitan a todos diciendo "es hora de ir a chiniar" o dirigiéndose a los más jóvenes les dicen "bueno, si no tienen una novia criolla, hay que salir a chiniar" afirma José quien dice que "ir a chiniar para los changos del chaco es como ir a jugar a la pelota". Chiniar, en la jerga del chaco salteño, dice José es ir tras de las chicas jóvenes de la comunidad aborigen, asediarlas y entre varios someterlas sexualmente y esta práctica es la que El Chaqueño Palavecino relata con su zamba Amor Salvaje y lo hace en el primer verso cuando dice:

"Te llevé sin preguntarte ni tu nombre 

con mi brazo encadenado a tu cintura 
asalté tu intimidad y tu ternura 
para amar sin más razones que el amor"

   Y la canción es justamente una muestra de cómo consideran a las mujeres aborígenes, no les saben ni quiénes son, no importa quiénes son ni cómo se llaman, las toman, "las encadenan" por la fuerza y las violan, les asaltan su intimidad sin más razones que su propio salvajismo, su instinto animal de querer poseer y someter a quien no tiene nada ni a nadie, ni a la policía porque también son chaqueños o son partícipes de esta práctica inhumana, arcaica, humillante que continua el mandato de los primeros exterminadores de nuestro continente la práctica de eliminar a los verdaderos dueños de la tierra.

   Y el exterminio sucede a los ojos de los gobernantes que, aun a sabiendas de todo lo que pasa hacen caso omiso porque están de acuerdo con la práctica, porque comprenden que es parte del proyecto de exterminar a los pueblos originarios, quitándoles, a las mujeres la posibilidad de poder procrear con amor, de poder continuar con su raza, parte del proyecto de robarles su identidad y de a poco exterminarlos y como si esto no fuera demasiado culminar el plan expulsándolos de sus tierras misión que se cumple cuando los aborígenes emigran a las localidades del departamento.

    Las mujeres aborígenes son violadas, ultrajadas, golpeadas, embarazadas y abandonadas de forma sistemática, y cuando ellas se presentan a hacer la denuncia en el puesto policial se dan que entre los policías hay algunos que fueron parte de "chiniada", de manera que nunca les toman las denuncias. Por eso es común que dentro de las familias aborígenes algunos de los hijos sean de piel y ojos claros, productos de las violaciones, de los ultrajes del que son parte los policías y cómplices los políticos que califican estos hechos como "culturales" cuando la configuración es de un delito que merece prisión de todos los individuos, que como el asesino de la maestra Evelia Murillo, que creen que la mujer aborigen es "menos que un animal" y que pueden hacer con ellas lo que desean y si alguien se interpone en su camino lo que le espera es la muerte, tal como lo afirma José Villa.
   A continuación entérate de todo lo que pasa en el chaco salteño y cómo, para nada, es un problema cultural sino todo un accionar delictivo, muchos femicidios más que no están en las estadísticas de nuestra provincia porque los políticos de turno y los que no están fueron parte de las fiestas de muchos de estos acaudalados chaqueños.

Video Entrevista durante la emisión del programa Acontecer Político:






Foto tomada del sitio Plaza de Mayo

Etiquetas: ,

1 comentarios to "Del amor salvaje del Chaqueño Palavecino y el femicidio de las mujeres aborígenes"

  1. Elena Comentó:

    Y la justicia que hace que no llama a declarar a Villa.... Son unos cagones... nosirven para mierdaaaa que Hijos de P.... que son...

Tu Opinión Vale

Muchas gracias por tus comentarios. Si tu mensaje lo amerita nos pondremos en contacto contigo, por lo que te rogamos nos dejes alguna forma para hacerlo.
Muchas Gracias

La Dirección