alert("Mail: fmradionoticias@gmail.com | Whatsapp y SMS al 3878506500"); La nueva pasión, ver películas online | Radio Noticias

Inicio , � La nueva pasión, ver películas online

La nueva pasión, ver películas online

  El visionado de películas online es la última gran revolución en el cine. Desde que el cinematógrafo fue patentado por los hermanos Lumière en 1895, muchas grandes transformaciones de formato y de contenidos han tenido lugar en la joven historia del cine. Porque es joven, a pesar de tener ya más de 120 años, si la comparamos con otras formas artísticas con siglos e inclusive milenios de desarrollo.

Es precisamente por esto que resulta sorprendente los avances gigantes que se han dado a lo largo de este siglo en términos de teoría, producción, exhibición y gustos del público en lo que el teórico italiano Riccioto Canudo llamó para la posteridad como el séptimo arte.

Arte industrial

Hablar del cine como un medio o un arte revolucionario no es un sin sentido. Después de todo, su origen está íntimamente relacionado con la Revolución Industrial, que a finales del siglo XIX y principios del XX transformó para siempre las vidas de millones de personas alrededor del mundo, siendo el impulsor del nacimiento de nuevas clases sociales, nuevos referentes culturales, y de renovados impulsos por empujar más allá los límites de la ciencia y la tecnología.
Producto de este caldo de cultivo es que aparece la necesidad de registrar la realidad en imágenes fieles, primero a través de la fotografía, y luego del movimiento, a través de diversos aparatos que iban avanzando en refinamiento, hasta llegar al cinematógrafo Lumière.
A partir de aquí, lo que se inició como un avance tecnológico (del cual sus propios inventores decían que nunca iría más alla de ser una curiosidad de feria), se fue convirtiendo en un medio de expresión narrativa y artística de manos de visionarios como Meliés, Chaplin, Fritz Lang y Abel Gance, que en la primera etapa del cine silente marcaron pauta en lo que rápidamente se consolidó como la nueva gran forma de entretenimiento.

La primera sacudida: el sonido

Hasta el año de 1928, el cine había sido una forma de entretenimiento disfrutable en todo el mundo, independientemente de las barreras idiomáticas, pues al ser mudo solo requería de las imágenes para la narración de historias y la transmisión de emociones. Entonces, el desarrollo  de nuevas tecnologías permitieron empezar a producir películas con una banda sonora añadida, que ayudara a brindar música y diálogo a las imágenes en movimiento. Era el nacimiento del sonoro.
Grandes figuras de la época silente como Charles Chaplin desdeñaron esta innovación técnica, argumentando razones de peso a nivel artístico: la belleza del cine tenía que ver precisamente con la universalidad de carecer de lenguaje hablado. Pero, a pesar de esto, el nuevo formato no tardó en calar en el público, llegando a establecerse como la única forma de hacer cine, definiendo lo que hasta ahora ha sido el paradigma popular de cómo debe ser una película.

La televisión: el cine en peligro

Con el cine sonoro plenamente establecido, llegan los años dorados: los grandes estudios de Hollywood imponen a los integrantes del star system clásico como los grandes paradigmas culturales de occidente. Se producen grandes películas que hasta el día de hoy son disfrutadas por fanáticos del séptimo arte y estudiadas por los críticos y realizadores; parecen los géneros: el western, el musical, el film noir.
Aparecen los grandes festivales como Venecia y Cannes; cinematografías nacionales como la italiana, la francesa y la mexicana adquieren gran auge en el mundo. El cine parece estar en su mejor momento y nada parece perturbar su puesto como el gran entretenimiento de la gente. Es cuando empieza a popularizarse la televisión, y con ella los mismos temores que siguieron a la aparición del cine sonoro.
Algunos intuyeron que con una pantalla en cada casa la gente dejaría de ir al cine, que la producción de películas traería pérdidas, que la expresión artística a través de la imagen en movimiento moriría. Sin embargo, esto no fue así. La sacudida de la tv, que se prolonga hasta casi nuestros días, no hizo sino obligar a una renovación en las formas cinematográficas, con la aparición de nuevas técnicas de proyección, producción y mercadeo de los filmes.
El mismo caso se dio con los formatos de video casero como el Betamax, el VHS y el DVD. Cada uno trajo consigo un llamado a renovación que fue seguido por la industria y los consumidores por igual. Así, llegamos a la era de Internet, y con ella una nueva revolución que sacude a la industria del celuloide.

Ver películas online: el signo de los tiempos

Hoy en día, Internet ha transformado nuestras vidas de formas inimaginables hace 20 años, cuando era apenas una curiosidad tecnológica. Desde el ecommerce hasta las redes sociales, el acceso que tenemos a la red determina muchos aspectos de nuestra vida y facilita en gran medida muchas cosas que no creíamos podían ser más fáciles.
Una de estas cosas es el hecho de ir al cine. Gracias a las óptimas opciones de conexión a las que tenemos acceso gracias a operadores actuales como Cablevisión, el alcance de los servicios de streaming hoy en día es global. Todos tenemos la oportunidad de decidir cuándo y cómo ver nuestras películas favoritas, sean clásicos o estrenos. Esta es una libertad impensable si nos remontamos a la época dorada o a los inicios del cine a los que hacíamos referencia.

Y es que, como la libertad es una característica remarcable de la época en la que vivimos, el ver películas cuando y como queramos es un paso lógico en la evolución del cine como producto cultural, sin que esto signifique que peligra como manifestación artística o como entretenimiento. Como en tantas ocasiones en el pasado, lo que ocurre es que se implanta un nuevo paradigma, de acuerdo a los tiempos y a las generaciones. Y con este paradigma, una nueva forma de entender y ver el cine.

Etiquetas: ,

0 comentarios to "La nueva pasión, ver películas online"

Tu Opinión Vale

Muchas gracias por tus comentarios. Si tu mensaje lo amerita nos pondremos en contacto contigo, por lo que te rogamos nos dejes alguna forma para hacerlo.
Muchas Gracias

La Dirección