Lilian Estela Subia le prestó servicios a la Municipalidad de Salta por 7.840.857 pesos, y no posee empleados, ni bienes, ni acreditaciones bancarias, y “sus compras no son consistentes con sus ingresos”
Luis Nelson Cañizares fue contratada por la comuna capitalina por 7.352.194 de pesos. Sólo posee en su patrimonio dos motocicletas y un inmueble cuyo valor fiscal asciende a 6.089 pesos. Declaró acreditaciones bancarias por solo 856.857 pesos en 2017 y compras por 772.462 pesos que no son consistentes con las ventas facturadas.
La Cooperativa de Trabajo Sudeste Construcciones Limitada le facturó a la Municipalidad de Salta 6.293.880 pesos y tiene solo a dos personas vinculadas con la empresa.
Joaquín Durand Cornejo le emitió comprobantes al municipio salteño por un total de 5.822.098 pesos. No declara empleados, no posee bienes, no poseería capacidad económica.
Lo mismo ocurre con Gonzalo Emanuel David Olarte, que le facturó al organismo 4.270.197 pesos. En la misma situación están Adriana Avelina Morales (2.019.496 pesos de facturación), Luis Ángel Elial (1.222.900 pesos) y Angel Gerónimo Quipildor (1.330.600 pesos), que además presentó declaraciones juradas de IVA sin movimiento. No posee ni bienes ni empleados.
Además, la AFIP detectó otras IP que eran utilizadas indistintamente por varias de estas empresas, y que al momento de la presentación no habían sido identificadas. “Resulta altamente llamativo el ingreso de distintos contribuyentes que registran como factor común el ser proveedores de la Municipalidad de la Ciudad de Salta y emitan desde la misma dirección de IP facturas electrónicas a dicho organismo”, concluye el organismo en su presentación ante la Justicia.
Fuente: Diario Página 12